Especialistas

Las personas tendemos a pensar que si algo o alguien es especialista en una sola cosa será mejor que si puede hacer más de una. Es una de las razones por las que Google triunfó frente a otros buscadores, como Yahoo, que ofrecían al mismo nivel predicciones del tiempo, correo electrónico…

Universos Paralelos en el descansillo

Una persona descubre que todos nos movemos en Universos Paralelos sin darnos cuenta: cuando dejamos la cocina para ir al comedor pasas a otro Universo, que apenas se diferencia del anterior, sólo pequeños detalles, como el periódico sobre la silla en lugar de sobre la mesa. Pequeños detalles que la mayor parte de las veces no tienen importancia, pero que en otras ocasiones son determinantes…

Es cuestión de método

El Comte ya se pasó de listo en el siglo XIX  con lo de que nunca sabremos de qué están hechas las estrellas (hoy en día se puede saber midiendo la luz que emiten).
A la Ciencia se le achaca que creer sólo en lo que se puede demostrar no es suficiente, que existen muchas otras realidades fuera de su alcance y que siempre lo estarán. Este planteamiento parte de la falacia de que el pensamiento científico sólo cree en lo demostrado, lo cual es incorrecto. Precisamente tratar de demostrar lo que todavía no lo está es la base misma de la Ciencia.
Pero además, si hoy la Ciencia no puede dar respuestas a ciertas realidades no es porque su método no sea válido, sino porque todavía no se han ideado medios para medirlas. Pero en cuanto éstos se descubran, el método científico será capaz de descifrarlos, de la misma forma que ahora sabemos de qué están hechas las estrellas.

La verdad está en los detalles

La realidad es tan compleja que resulta difícil abarcarlo todo. A no ser que se empiece a recoger datos cuanto antes con las miras puestas en el largo plazo.
Algo así es lo que pensaron un grupo de científicos de Bristol, que empezaron en 1991 a construir una base de datos con la información proporcionada por madres, padres e hijos acerca de aspectos de salud, familiares, sociales… Después de más de veinte años es una fuente inagotable de conocimiento a la que acuden especialistas de diversos campos.
Con el tiempo y la metodología adecuados podríamos ser capaces de descifrar los secretos más recónditos de la vida.