Opiniones peligrosas

Si le tienes que dar tu opinión a un dictador, deja tu honestidad a un lado y hazle la pelota. Esta es la lección que debemos aprender de la anécdota del padre de Sergio Leone:


“Hijo del director de cine Vincenzo Leone, que a veces filmaba con el seudónimo de Roberto Roberti. Su padre fue director de cine hasta que en 1943 Mussolini le solicitó una opinión sobre un guion que había escrito y desgraciadamente Vincenzo fue sincero, a partir de ese momento nunca volvería a dirigir”.

De cowboys y samuráis

Es curioso como en el desarrollo de un género tan americano como el “Western” ejercieron su influencia potencias del antiguo “Eje” de la Segunda Guerra Mundial.
Por una parte, Italia, con su célebre Sergio Leone y su Trilogía del Dólar: “Por un puñado de dólares”, “La muerte tenía un precio” y “El bueno, el feo y el malo”, en la que el personaje de Clint Eastwood carece de nombre y sólo es nombrado con apodos como el rubio o el manco. A pesar de la irónica denominación de “Spagueti western”, revitalizó un género en  declive.

Por otra parte, “La muerte tenía un precio” fue acusada de plagio por Akira Kurosawa, ya que el argumento es el mismo que el de su película Yojimbo. Y es que le bueno de Akira ya vio una de sus películas traducidas al lenguage del salvaje oeste, “Los Siete Samurais” (esta vez sin polémica de plagios por el medio), que se convirtió en “Los Siete Magníficos“.

Seven Samurai poster.jpg

Películas alemanas del oeste no he encontrado…

6 grados de separación de Facebook

Da la sensación de que es una leyenda urbana, pero desde que el escritor húngaro Frigyes Karinthy esbozó la teoría en un cuento llamado Chains, ha sido objeto de estudio de la sociología. Más allá de si realmente son 6 eslabones los que hacen falta para conectar a todo el mundo, es una forma de medir la interconectividad dentro de una sociedad. No es algo estático, es algo que evoluciona con el desarrollo de los medios de transporte, la tecnología, la movilidad geográfica…
En 2011 Facebook analizó el grado de separación entre sus más de 700 millones de usuarios del momento. El resultado: el 99.6% está conectado a través de 4.75 eslabones de media.

5º electrodoméstico de la Historia

Máquina de coser, ventilador, Kettle (hervidor de agua para hacer té), tostadora y…
En 1902 la compañía americana Hamilton Beach patentó el primer vibrador eléctrico, que lo convirtió en el 5º electrodoméstico de la historia, una década antes que la aspiradora o la plancha.
Desde la época victoriana uno de los tratamientos de la “Histeria femenina” era la manipulación genital (masaje pélvico le llamaban). Vamos, que los médicos les hacían unas pajillas a sus pacientes, lo que provocaba en éstos fatiga en muñecas y manos hasta que el doctor Joseph Mortimer Granville patentó el primer vibrador eléctrico.
No es coña. La comedia Hysteria trata el asunto con cierta gracia, y de paso se ven las barbaridades que la sociedad de la época cometía contra las mujeres. 

La mano invisible… que nos aprieta el cuello

El Adam Smith la lió parda cuando le dio por hablar de lo de la mano invisible. Siglo XVIII, con las ideas newtonianas deslumbrando a todo “quisqui”, que parecía que la Naturaleza era un reloj al que le habíamos abierto las tripas y estábamos a punto de descifrar su funcionamiento. La Economía era sólo una Ciencia más que debía seguir las mismas reglas, y ahí estaba el bueno de Adam, el iluminado que nos iba a mostrar el camino.

Iluminado con todas sus letras, porque sus ideas, tan razonables, tan cómodas, tan convenientes, son en realidad un acto de Fe que no se ajustan a las reglas del método científico. Y sus seguidores, casi 300 años después, lo adoran con la misma devoción con la que los rocieros cantan salves a la Virgen.
La mano nos la echó al cuello.

BUP aprovechado

“Progresistas” y “Conservadores”. Es una simplificación, pero todos de alguna forma estamos en uno de los dos grupos. Hay estudios que sugieren que puede existir incluso una predisposición genética a estar en uno o en otro.
Pero según el psicólogo americano Jonathan Haidt resulta que la competencia de las dos mentalidades puede que sean necesarias para un desarrollo más sano de la sociedad.
Dialéctica Hegeliana: Tesis, Antítesis, Síntesis… 
No, si al final lo de Filosofía de BUP va a tener su utilidad.

El reloj de 50 millones

A nuestro admirado Rafa Nadal le robaron un reloj de 300.000 euros en un hotel. Todos tranquilos, que lo ha recuperado. 
Él no pagó un duro por el reloj, es un patrocinio de la marca de relojes para que lo lleve en las ruedas de prensa, parece que se lo quita antes de empezar los partidos.
Yo, más de 10 años después sigo traduciendo lo de los euros a pesetas. 50 millones de nuestras antiguas, sosas y ramplonas pesetas. ¿Quién se gasta 50 millones en un reloj?
El que tenga miles de millones, claro. Todo es relativo. Lo que nos gastamos las personas “normales” en Europa en gilipolleces pueden ser derroches incomprensibles para gente del Tercer Mundo.
Pero aun así, aunque no sea algo desconocido, nuevo, no deja de asombrarme, de inquietarme.

La policía recuperó el reloj de 300.000 euros robado a Nadal en París.

En un millón de años

Los Homo Sapiens damos vueltas por aquí desde hace unos 200.000 años. Éramos unos mamíferos más, del montón, hasta hace nada pero la evolución exponencial de nuestra Cultura y Tecnología nos ha promocionado al nivel de Amenaza Apocalíptica, del tipo meteoritos gigantes o erupciones volcánicas exterminadoras.
Esto si nos ponemos del lado agorero. Si lo queremos ver medio lleno, las oportunidades que nos ofrece el futuro son inaprensibles. ¿Cómo puede ser la tecnología del ser humano, o el ser humano mismo, en 1 millón de años? Hay gente que se ha puesto a pensar en ello, no sólo en lo que a la Humanidad se refiere, que lo han pensado para cualquier tipo de vida inteligente que pueda surgir en el Universo. La idea es que las civilizaciones podrían clasificarse en tres niveles, en función de cómo aprovechen los recursos que tienen a su disposición. Nosotros estaríamos apenas en el nivel uno, limitados por lo que nuestro planeta pueda ofrecer. El nivel dos es para los extraterrestres que utilizan la estrella de su sistema solar para abastecerse. El nivel tres es capaz de sacarle partido a toda una galaxia. ¿Ciencia Ficción? ¿Pensamientos para pasar el rato? Sí y no. Está claro que toda esta palabrería es meramente especulativa, pero la extravagancia tiene su utilidad porque ayuda a repensar hacía donde debemos apuntar los telescopios en busca de vida inteligente. Si una civilización extraterrestre está utilizando una estrella como central de energía puede que seamos capaces de detectarlo, si sabemos lo que estamos buscando.


Aunque bien mirado, a lo mejor no hay que buscar tan lejos…