El equilibrio está en un lado

El documental “El Desafío: ETA” no trata de ser equidistante, cuenta claramente el horror que este grupo terrorista generó durante 50 años, dejando hablar a algún que otro simpatizante de ETA pero para dejarlos en evidencia más que para tratar de entender su punto de vista.

Y me parece bien. Porque no se puede ser equidistante con algo así, aquí han habido claramente buenos y malos, aunque a los buenos se les fuera la mano, que se les fue. Pero a pesar de las barbaridades de ETA, los buenos contuvieron instintos oscuros y consiguieron re-encauzar la lucha contra el terrorismo de forma ejemplar, de una forma que otros países no hubieron hecho o no han hecho.

Chapeau por la sociedad española en esta lucha. Y chapeau por la Guardia Civil, un cuerpo de seguridad que ha evolucionado hasta convertirse en una organización excelente, a pesar de un pasado no tan ejemplar, a pesar de todo el dolor que han tenido que sufrir.