¿Lobby por el interés general?

Christopher Pissarides, premio Nobel de Economía en 2010 y profesor de la London School of Economics. Entrevista en El País, 29 Octubre 2011:

“…Parece que a los sindicatos españoles les preocupan más sus militantes con trabajo que los jóvenes con contratos temporales o las mujeres que quieren entrar en el mercado laboral. Abusan de su poder al negociar sólo en beneficio de sus miembros…”
La primera reacción a este comentario es de “Joder, pues es verdad”. Segunda reacción: “¿Deberíamos todos mirar por el interés general?”.

España no es Estados Unidos, ejemplo superlativo de política como resultado de batallas entre grupos de presión, sin medias tintas, sin rubores, claramente organizada en este sentido. Y vale que la política no es más que esto, pero si es así, ¿podemos exigir a algunos “lobbies” que miren por el “Bien Común”? ¿Qué pasa con los grupos que no están debidamente representados?

El concepto de política como juego de contrapesos, que ofrece resultados en función de las fuerzas que entran en juego, deja rendijas por las que se escapa otro concepto bastante difuso, ese del “Interés General”.