Filosofías del Torito Guapo


El zoom no me ha servido para averiguar qué libro estaba leyendo El Fary, ese gran pensador. Porque más allá de sus irrepetibles éxitos musicales (La Mandanga, La Mariposa y el Ruisenor, Me estoy Enamorando, El Torito Guapo…) Don Jose Luis Cantero era un filosofo a la altura de Sófloques, Kirekegaard o Mourinho. Para muestra un botón, el del alegato contra “El Hombre Blandengue”:

“Yo, de todas formas, he detestado siempre al hombre blandengue…”;

“… la mujer es granujilla y se aprovecha mucho del hombre blandengue…”;

“…amigo mío, el hombre nunca debe de blandear…”;

“…la mujer necesita ese pedazo de tío ahí…”;

“… ese hombre de la bolsa de la compra… qué te voy a decir yo, del niño con el coche y venga no sé qué..”;

Si existe el Cielo seguro que El Fary ha encontrado al Nietzsche ese y se pasan la eternidad soltándose aforismos el uno al otro…