Viajes en el tiempo

Cuando uno lee el periódico se da cuenta de que para viajar a un pasado remoto no hacen falta ingeniosos mecanismos aun no inventados, basta con subirse a un avión y dejarse caer por algún que otro país. Afganistán, por ejemplo, donde muchas mujeres acaban en la cárcel por el delito de huir de unos maridos que las maltratan.

O China, donde puede darse el caso de que te obliguen a abortar a los 7 meses si no tienes dinero para pagar la multa por tener un segundo hijo.