En un millón de años

Los Homo Sapiens damos vueltas por aquí desde hace unos 200.000 años. Éramos unos mamíferos más, del montón, hasta hace nada pero la evolución exponencial de nuestra Cultura y Tecnología nos ha promocionado al nivel de Amenaza Apocalíptica, del tipo meteoritos gigantes o erupciones volcánicas exterminadoras.
Esto si nos ponemos del lado agorero. Si lo queremos ver medio lleno, las oportunidades que nos ofrece el futuro son inaprensibles. ¿Cómo puede ser la tecnología del ser humano, o el ser humano mismo, en 1 millón de años? Hay gente que se ha puesto a pensar en ello, no sólo en lo que a la Humanidad se refiere, que lo han pensado para cualquier tipo de vida inteligente que pueda surgir en el Universo. La idea es que las civilizaciones podrían clasificarse en tres niveles, en función de cómo aprovechen los recursos que tienen a su disposición. Nosotros estaríamos apenas en el nivel uno, limitados por lo que nuestro planeta pueda ofrecer. El nivel dos es para los extraterrestres que utilizan la estrella de su sistema solar para abastecerse. El nivel tres es capaz de sacarle partido a toda una galaxia. ¿Ciencia Ficción? ¿Pensamientos para pasar el rato? Sí y no. Está claro que toda esta palabrería es meramente especulativa, pero la extravagancia tiene su utilidad porque ayuda a repensar hacía donde debemos apuntar los telescopios en busca de vida inteligente. Si una civilización extraterrestre está utilizando una estrella como central de energía puede que seamos capaces de detectarlo, si sabemos lo que estamos buscando.


Aunque bien mirado, a lo mejor no hay que buscar tan lejos…