Pues aquí estamos, bien entrado el siglo XXI, con toda esta sofisticación tecnológica y este mundo globalizado, promiscuamente […]