¿Qué quieres ser de mayor?

Esta es una pregunta que durante las últimas generaciones se ha hecho a los niños, pero que probablemente va a quedar en desuso otra vez.
Hace cientos, miles de años, probablemente no se planteaba porque sencillamente no habían opciones, serías lo que tenías que ser: cazador, agricultor, soldado… Es durante las últimas generaciones cuando se plantean alternativas, la posibilidad de elegir una profesión: zapatero, panadero, viajante, ferroviario… Una vez elegida, probablemente era el trabajo/profesión que tendrías para toda la vida y formaría parte de la idea que los demás tendrían de esa persona.
Pero en la situación actual ya no hay trabajos eternos. Estudias lo que quieres o lo que puedes, empiezas a trabajar en lo que te dejan y vas cumpliendo ciclos en los que cambias de profesión y de sector cada pocos años. Si te preguntan ¿qué haces? o ¿a qué te dedicas? te queda un inquietante poso de provisionalidad, de “sí, pero”, de necesidad de justificarte, porque en realidad lo que haces no es lo que eres o lo que quieres ser.
Y todo porque cuando nos preguntaban que qué queríamos ser de mayor nos indujeron a creer que cualquier cosa era posible. El exceso de oferta puede ser contraproducente.

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s