Instantes

Navegando por Internet he descubierto este corto, Nuit Blanche, de un cineasta canadiense, Arev Manoukian.


Precioso, ¿verdad? Es una pena que forme parte del espejismo al que estamos continuamente sometidos, sobretodo en estos tiempos en los que la tecnología nos confunde permitiéndonos capturar los instantes, rebobinarlos, reproducirlos, extasiarnos en ellos, escapando de la monotonía de una realidad más cargante, menos condensada, demasiado indisciplinada y compleja. Los instantes son más manejables, son piezas de puzzle que encajan unas con otras, nos ayudan a sentirnos más en control de una existencia disonante que se empeña en contradecirnos.


De todas formas la realidad siempre nos va a superar, nunca tendremos la capacidad de aprehenderla, así que, ¿por qué no?, recurrir a ideales platónicos puede ser, además de bello, práctico. Pero, cuidado, también puede peligroso y frustrante. Se nos puede olvidar que lo importante no es llegar sino disfrutar del camino.

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s