Ceteris Paribus

“Permaneciendo el resto constante” viene a ser la traducción de esta locución latina.
Pues bien, este latinajo ha hecho, y hace, mucho daño. Es un método que se utiliza en Ciencias, especialmente en Economía, aislando variables con el fin de simplificar la realidad y facilitar el análisis, creando situaciones teóricas imposibles, irreales, ilusorias.
Pero la realidad es una cabrona escurridiza que no se deja atrapar por un croquis inspirado. Es más bien una promiscua amalgama de factores que ni empiezan ni acaban, que no hibernan, que te ponen los cuernos a la menos que te la esperas. Los resultados de los “ceteris paribus” son espejismos de escenarios improbables que no deberían auspiciar decisiones serias. Modelos propios de las teorías del Caos están por descubrir, espero, para ayudarnos a desenredar con algo más de éxito lo que nos rodea.