Delirio de un puñado de bytes



En un pequeño USB podemos guardar las obras completas de Shekaspeare, Mozart, Los Beatles y Picasso, y aun habría sitio para las fotos y los videos de toda nuestra vida. Todo en un diminuto pedazo de metal.


Nos acercamos a un futuro en el que nuestras experiencias, recuerdos y emociones podrán ser codificados y almacenados en algún tipo de soporte. Nos acercamos al momento en el que el concepto de vida dejará de pertenecer al ámbito de lo filosófico, un nuevo giro copernicano que vaciará de contenido el espejismo de nuestra conciencia, de nuestro yo, una nueva sacudida de humildad que nos desvelará que no somos más que un puñado de bytes que sufre el delirio de creer que está vivo.