¿Gobierno de Técnicos?

Las recientes crisis en Italia y Grecia han llevado a la formación de gobiernos con “técnicos” en los puestos clave, tal y como ha sido descrito por la mayoría de los medios de comunicación. Personas con un perfil “técnico”, sobretodo en los puestos más económicos, en contraposición a personas con un perfil “político”.
Este juego de palabras esconde diferentes interpretaciones que van desde lo ingenuo, a lo hipócrita, acabando en la resignación.
Por una parte la gestión de la Economíano es neutra. El modelo económico y la ideología se influyen mutuamente y no es posible entender el uno sin el otro, por tanto la raíz de un cambio de modelo implica una transformación en todos los sentidos. Pero este momento de crisis extrema nos lleva a la desesperación de pensar que existe un grupo de “científicos” y “sabios” que con sus probetas y tubos de ensayo tomarán las medidas económicas oportunas que harán desaparecer todos nuestros problemas de un plumazo.
Por otra parte, ¿tiene sentido que demos poder a unos “técnicos” miopes, cegatos, que han sido no sólo testigos sino partícipes del modelo que nos ha llevado a esta crisis? ¿Estamos llamando al pirómano en lugar de a los bomberos? Goldman Sachs, la Comisión Europea… Echar un vistazo a los puestos que estos “técnicos” han ocupado es comprender que no va a haber cambio de enfoque, que nos van a seguir aplicando machaconamente las mismas medidas de siempre aunque no sirvan para nada.
Porque esa es otra. ¿Cuáles son las medidas que habría que tomar realmente? ¿Cuáles son las alternativas? ¿Por qué no las oímos alto y claro, si es que alguien las tiene? Da la sensación de que la Ciencia Económicaactual vive en una época equivalente a la de la Medicina durante la Edad Media, cuando te aplicaban una sangría a la que te despistabas, porque no era más que un compendio de costumbres y supersticiones que a veces curaba pero la mayor parte de las veces no lo hacía. Todavía no ha llegado a la Ciencia Económica el salto metodológico que le permita tener un control real y un entendimiento adecuado de las medidas que hay que tomar y de sus consecuencias.
Hasta que llegue ese momento sufriremos a sus hechiceros y a sus sangrías. Así que paciencia y esperar a que llueva pronto y se acabe esta sequía.