Ladrones del tiempo

La tendencia a acumular objetos, a no desprendernos de ellos, es un intento de luchar contra el tiempo. Queremos pararlo manteniendo con nosotros las cosas que nos recuerdan los momentos vividos.