Desertec

Gerhard Knies, un físico alemán, estimó en 1986 que en sólo 6 horas el conjunto de los desiertos de este planeta reciben más energía del sol de la que los humanos consumen en un año. Según sus cálculos, una planta solar en el Sahara del  tamaño de Gales podría abastecer a toda Europa.



Desertec” es el proyecto que intenta desarrollar estas ideas, implantando gigantescas plantas solares en el norte de África.