Somos lo que comemos

“Somos lo que comemos” es una idea con reminiscencias new age que podría tener sentido según una investigación de la Universidad de Nanjing.
Nuestra sangre muestra restos de nucleótidos procedentes de plantas (arroz, maíz, patatas…) y este material genético “extranjero” influye en el funcionamiento de nuestras células.