Si prestas atención y no lo entiendes es que hay un error

Jeremy Sinclair, presidente de la agencia de publicidad M& C Saatchi, defiende la simplicidad de los mensajes. En un mundo en el que todos vamos de un lado para otro con prisas, este creativo aboga por “aprender a mirar las cosas que vemos todos los días desde otro punto de vista, concentrando cualquier pensamiento estratégico en una única palabra, expresando lo que los consumidores saben pero no dicen”.
La idea de que “si prestas atención y no lo entiendes es que hay un error” me deja más tranquilo, la verdad, porque muchas veces no pillo las cosas, así que después de leer a este tío le puedo echar la culpa al mensajero.
Es cierto que la simplicidad es necesaria porque tenemos una tendencia masoca a complicarnos la vida, el problema es que este atributo, totalmente necesario en Publicidad, se nos está contagiando a todos los ámbitos de la vida debido a la omnipresencia de ésta, con el peligro de dejar en un “palabro” lo que en realidad es más que un solo “palabro”: en España tenemos que aumentar la “productividad”, los “mercados” provocan la caída de un gobierno, la “derecha”, la “izquierda”… ¿Nos estamos “ultra-estereotipando”?