Homo Inercius

Los seres humanos somos pronosticadores natos. Pero no tenemos demasiada “cintura” cuando de adivinar el futuro se trata ya que nos basamos en único sistema, la inercia. Si las cosas van bien pensamos que van a seguir yendo bien, si van mal pensamos que van a seguir yendo mal.

Esto, aplicado a la economía, contribuye a la generación de burbujas cuando toca crecer y al agravamiento de las crisis cuando las cosas van mal.
Un sistema económico que no ponga trabas a las “emociones” de los agentes está condenado a reproducir las crisis cada cierto tiempo.

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s