Boinas Verdes en el Hormiguero

Científicos canadienses, jugando con los genes de unas hormigas, han conseguido replicar un fenómeno que a veces pasa en la Naturaleza, esto es, crear “supersoldados”, con varias veces el tamaño de una obrera normal. Lo curioso es que lo han hecho “despertando” genes dormidos en una especie de hormigas que no contaban con este tipo de tropa entre sus filas.
Lo trágico y heroico del caso es que estas “boinas verdes” son capaces de bloquear las entradas al hormiguero con sus enormes cabezotas ante la amenaza de invasión de otras hormigas.
Todos unos mártires, como se ve. Pero, para ya darle otra vuelta a este insignificante asunto: ¿las hormigas se invaden unas a otras? No tenía ni idea. Así que nada de rasgarse las vestiduras cuando se habla de que los Seres Humanos somos unos cafres, que la “Sabia” Naturaleza nos ha hecho ansí.