Lo que pensamos es en lo que nos convertimos.

Photo by fotografierende on Pexels.com

“Cuidado con nuestros pensamientos porque se convierten en palabras, cuidado con las palabras porque se convierten en acciones, cuidado con las acciones porque se convierten en hábitos, cuidado con los hábitos porque se convierten en nuestro carácter, cuidado con nuestro carácter porque se convierte en nuestro destino.
Lo que pensamos es en lo que nos convertimos”.


Parece que esto es lo que el padre de Margaret Thatcher le decía cuando era joven. Tiene su aquel, ¿no?