No son teléfonos

Los “smartphones” nos han invadido. Estos pequeños cachivaches esconden tras sus pantallas táctiles toda una revolución que está transformando la sociedad a un ritmo vertiginoso. Para bien, para mal, para nicom sí ni comsá.