Perfecciones

El servicio de correo del Reino Unido, Post Office, tenía un ratio del 96% en el envío de correo «1st Class» en un sólo día. No les parecía suficiente y se marcaron el objetivo de lograr un 99%. Este objetivo estuvo a punto de llevar a esta organización a la bancarrota.