En dos palabra: “Im” “prezionante”…

Dijo Jesulín de Ubrique aquello de: “…en dos palabra: im prezionante”? O es sólo fruto del ingenio de algún cómico y lo imaginario se mezcló con lo real de tal forma que es muy difícil separarlo. Éste sería el caso de una anécdota sin importancia, pero esta mezcla de realidades virtuales impregna todo los que sabemos o creemos saber.