Procesos subconscientes

Andas por la calle y de repente, sin venir a cuento, recuerdas a una persona determinada.


Parece un proceso totalmente aleatorio de nuestra mente pero es probable que haya sido desencadenado por la persona que se nos acaba de cruzar, que se le parece vagamente o lleva la misma chaqueta, o te está llegando desde el restaurante de al lado, de forma apenas perceptible, el aroma de un  solomillo cocinado con la receta de la última vez que compartiste cena con él.