Torito guapo

Las corridas de toros fueron prohibidas, con escaso éxito, por Carlos III y Carlos IV. Éstos espectáculos ya eran muy polémicos entonces, ya que se celebraban en ocasiones en lugares abiertos, con el consiguiente peligro para los espectadores. De hecho, Goya retrató uno de estos incidentes, en el que muestra la muerte del alcalde de Torrejón, arrollado y corneado por un toro.

File:Goya Tauromachia2.jpg

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s