Profecías autocumplidas

El Oráculo le dice a Neo «No te preocupes por el jarrón». Neo pregunta que qué jarrón y al girarse lo tira. «¿Cómo lo supiste?», ella le responde «¿Lo habrías roto si no te hubiera dicho nada?».