Por culpa de mi cerebro reptiliano

David Icke, el que dice que le planeta está controlado por reptiles extraterrestres, se está convirtiendo en mi conspiranóico favorito. Resulta que la parte reptiliana de mi cerebro es la que me convierte en un descreído de todas las papanatas que tipos como él sueltan:

Indudablemente es una persona inteligente, que es capaz de absorber mucha información y elaborar complejas deducciones a partir de ella. Pero sus neuronas se conectan formando rutas sorprendentes, disparatadas y caricaturescas. No estoy seguro de si se cree todo lo que dice o simplemente es una impostura para seguir con un negocio que le reporta grandes beneficios, con sus libros, su página web, sus conferencias y sus miles de seguidores en todo el mundo.