Made In China

Hace más de 100 años hubo un país en el que sus empresas tuvieron un mercado relativamente grande para vender sus productos. Estas empresas tuvieron la oportunidad de crecer y crecer, lo que les dio una ventaja competitiva cuando decidieron vender en otros países, cuyas empresas convivían con más fronteras, más problemas e incluso guerras. Así que pasados los años casi todos los seres humanos de este planeta consumimos o sabemos de sus productos: refrescos, automóviles, películas, petroleo…

Nunca hay una única razón para nada, pero el que Estados Unidos haya tenido un poder tan importante durante el último siglo tiene que ver con el poder de sus empresas y con el momento que les tocó vivir hace tres o cuatro generaciones.
 
Hoy existe un país que disfruta de una ventaja competitiva que puede contribuir a su dominio en un futuro cercano. No sabemos nada de empresas como ZTE, Yulong o Xiaomi, pero estas empresas chinas cuando sacan sus productos a la venta pueden alcanzar a cientos de millones de consumidores a una velocidad mucho mayor que la que puedan alcanzar sus homólogos americanos o europeos (por cierto, son empresas que fabrican móviles). No tardaremos de saber de ellas.

Chinese girls mobile phone

 
Pero al mismo tiempo la sociedad china ha experimentado un desarrollo vertiginoso en el último siglo: desde una estructura feudal a un capitalismo exacerbado, pasando por un comunismo verdaderamente de masas.

Uno de los desequilibrios que sufre está relacionado con la política del hijo único que se implantó hace más de 30 años. En los países desarrollados (permítanme incluirnos a los españoles en este grupo, aunque sea por unos añitos más) no vamos sobrados en lo que al ratio de nacimientos se refiere, pero parece que China a logrado en 20 años lo que por aquí nos costó 75. Allí los que tienen dinero pueden pagarse las multas que conlleva tener más de un vástago, pero muchos optaron por abortar, sobretodo si el feto era el de una niña, o incluso ocultar al bebé, de tal forma que hoy en día existen adultos que no han podido ir a la escuela, que legalmente no pueden trabajar, ir al hospital o incluso casarse. La sociedad está envejeciendo a un ritmo vertiginoso, el número de dependientes es desorbitante.

Así que el relevo de potencia dominante que nos toca presenciar en las próximas décadas nos puede traer como jefe a toda una joya.

Pero bueno, a saber, a lo mejor no es China, sino India, que vendría a ser casi lo mismo. O el cambio climático nos arrasa a todos y empezamos de cero.

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s