La melodía más antigua

Unas tablillas de barro de la ciudad sumeria de Nippur, de hace 3400 años, contienen las melodías más antiguas registradas por el hombre.