Paradojas de la gilipollez

Los que, principalmente desde Madrid, están en contra de que Cataluña pueda decidir si quieren formar parte de España incentivan el sentimiento anti-español, favoreciendo la independencia que quieren evitar (a la fuerza).