De cuando Jehová quiso cargarse a Moises y su mujer lo evitó cortándole el prepucio a su hijo

Éxodo 4:20-28
“24 Y aconteció en el camino, que en una posada le salió al encuentro Jehová, y quiso matarlo. 25 Entonces Séphora cogió un afilado pedernal, y cortó el prepucio de su hijo, y echólo á sus pies, diciendo: A la verdad tú me eres un esposo de sangre. 26 Así le dejó luego ir. Y ella dijo: Esposo de sangre, á causa de la circuncisión.”

Vale, puede que esté sacado fuera de contexto. O no. Leer el resto del Éxodo no ayuda mucho, la verdad.

En fin, cosas de pensar que un libro escrito hace miles de años esté inspirado por el mismo Dios.