El Efecto Cobra

En tiempos del Imperio Colonial Británico, el gobierno de Delhi ve un problema en la cantidad de Cobras que hay en la zona y ofrece una recompensa por cada especimen muerto que se entregue. En principio el programa es un éxito, la población de serpientes desciende. Pero algunos “emprendedores” indios ven una oportunidad de negocio y crían cobras con el único propósito de cobrar la recompensa. Cuando las autoridades británicas se dan cuenta dan por terminada la curiosa subvención. El efecto final es que la población de cobras es mayor que al principio.
Es una consecuencia de la “Ley de Consecuencias Inesperadas“, una derivación de le combinación de la complejidad de un sistema con la estupidez, ignorancia o mala baba de los seres humanos.