Qué hora es

Hasta finales del siglo XIX no se empezó a regular qué hora era en cada lugar. Hasta entonces la gente se regía por el sol, era muy caro tener un reloj y no había una necesidad de ser precisos. Sí, se podía tener el reloj del campanario, en algunos pueblos, pero se retrasaba y cada pueblo ponía la hora a ojo.
Pero llegaron los trenes, el telégrafo, el comercio marítimo se hizo más intenso, los relojes más precisos y económicos, y se impuso la necesidad de regular la hora oficial de cada país y cada lugar.
Hoy no es fácil concebir el día sin saber exactamente qué hora es. Te levantas, desayunas, vas al trabajo, al colegio, coges el autobús, el metro, quedas para comer, para cenar, vas a comprar… Todos hemos tomado como normal saber exactamente qué hora es, cuando es algo que sólo ha estado con nosotros menos de siglo y medio.

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s