Tú me camelas

Los gitanos se llaman así porque se pensaba que venían de Egipto: eran los “egiptanos”. Y llegaron a la Península Ibérica por el norte de África, allá por el siglo XIV. Pero según estudios lingüísticos y genéticos los gitanos emigraron desde el norte de la India, iniciando su viaje hace unos 1.500 años.

Es impresionante como un grupo humano como éste ha logrado conservar su identidad a lo largo de los siglos a través principalmente de la tradición oral. Sin registros escritos que los uniera, mezclándose con poblaciones locales, perseguidos por su espíritu rebelde, que no quiere atenerse a la norma, perseguidos.

Pero lo que lo han conseguido los últimos siglos lo conseguirá probablemente Internet, el gran normalizador, el destructor de identidades, el que nos va a conseguir que no seamos capaces de distinguirnos los unos de los otros.