Reencarnarte en un árbol

Existen empresas que ofrecen un servicio de cremación especial en el que los restos, alojados en una urna biodegradable, se pueden plantar con el objetivo de germinar un árbol.

En “tierra te convertirás” en el sentido más literal. Este servicio, en principio pensado para enterrar mascotas, está disponible para seres humanos también.

Tiene un punto poético mezclado con otro tenebroso. Personalmente prefiero la cremación y que me lancen al viento, de forma que no haya un sitio específico al que mis más allegados se sientan obligados a visitar. Pero este pensamiento estaba relacionado con evitarle a mi familia visitar cementerios en el futuro. Si se trata de visitar un bosque o un parque… bueno, ya no suena tan mal…