Efectos y consecuencias

Los lobos desaparecieron del Yellowstone en 1926. Durante muchos años los visitantes del parque podían matar los animales que quisieran y los lobos eran una de las presas favoritas. Cuando los lobos desaparecieron la poblaciones de ciervos crecieron de forma desmesurada, arrasaron con las plantas y árboles, el terreno se erosionó e incluso los ríos cambiaron de curso. Las condiciones de todo el parque empeoraron. En los años 90 los lobos empezaron a ser reintroducidos en su ecosistema.

El cambio de un depredador provocó un desequilibrio de todo el parque. 

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s