Espejismos egocentristas

Todos los caminos llevan a uno mismo. Somos el centro de nuestro mundo, todo parece encajar, para lo bueno y para lo malo, lo que produce un espejismo de designio, de inevitabilidad, de destino, de cartas marcadas.

Pero la ilusión de ser el centro del Universo tiene que ser desafiada por el giro copernicano de comprender que el centro está en otra parte y que nosotros somos actores secundarios, para lo bueno y para lo malo.

Nuestro ego nos puede acusar de herejía, nos puede amenazar con la excomunión o con la hoguera, pero aunque nos veamos forzados a negar la evidencia, en el fondo sabemos, que a pesar de todo, “e pour si muove”.

Pero esto no es una derrota, es una liberación, nos permite entender mejor el mundo y tomar las decisiones más acertadas. Y disfrutarlo más.

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s