Escritura abstracta

Leer un libro hoy no es lo mismo que antes. Hoy el lector tiene a su disposición películas, series de televisión, noticias, internet, tweets, tik toks… De la misma forma que la aparición de la fotografía liberó a los pintores del siglo XIX de la necesidad de captar con realismo la realidad, escribir hoy en día no implica contar una historia bajo las pautas de la realidad: historias lineales, objetivas, con sentido.

La escritura necesita de impulsos impresionistas, abstractos, surrealistas, cubistas, expresionistas, para moldear y modificar una realidad que ya está siendo contada en otros formatos.

A pesar de que la literatura de hoy en día tiene algunos de estos efectos, como la no necesidad de seguir la flecha del tiempo, no da la sensación de que, a día de hoy, haya sido “impactada” realmente. Da la sensación de que la verdadera revolución está por venir.