Las huellas del Tiempo

Existen cosas que son imposibles de saber. Por ejemplo, el nombre de un campesino que vivió en una pequeña aldea de algún lugar de Europa durante el siglo III DC. Cuántos hijos tenía, como le llamaban sus amigos, las canciones que le cantaba su madre cuando iba a dormir.

Sabemos los nombres de algunos reyes o generales del pasado, nombres de batallas, gracias a la arqueología podremos encontrar vasijas o monedas, huesos de algún anónimo cadáver, podremos saber de qué murió o de qué se alimentaba, pero nunca podremos saber su nombre.

Aunque podemos deducir muchas cosas del pasado, el tiempo ejerce su dictadura con su avance hacia el futuro y ha dejado muchas cosas que nunca podremos saber por el camino.

Pero la tecnología ha abierto una puerta que antes no existía. Un historiador del futuro, de dentro de miles de años podrá saber mi nombre, las canciones que me cantaba mi madre, cuántos hijos tengo, lo que pensé un día como hoy, en el que escribía estas líneas.

Nosotros, las personas que vivimos en esta época que nos ha tocado vivir, tenemos la oportunidad de ser recordados.

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s