El último exabrupto

¿Puede Ruisa imponer sus planes Orwellianos de control de su propio país e invasión de territorios vecinos? ¿En un mundo interconectado en el que la información no puede realmente contenerse?

Quiero pensar que lo que estamos presenciando es un último «exabrupto» de mentalidades decimonónicas, que esos mundos ya no son posibles (aunque el futuro nos depare muchos otros peligros).