Autoengañarse no está tan mal después de todo

El autengaño es común a todos los seres humanos, nos creemos más guapos, más listos y más etcétera de lo que realmente somos. Asi que si todos tenemos este “defecto” será porque tiene alguna utilidad evolutiva. ¿O acaso no es un defecto?
Este es el planteamiento de algunos biólogos, como Robert Trivers, que en su libro Deceit and Self-Deception analiza por qué nos engañamos a nosotros mismos y cuáles pueden ser sus ventajas: engañarnos nos ayuda a engañar a los demás, a defender mejor nuestras posiciones… Aunque pasarse puede ser malo, claro.