Representante Ucraniana del equipo olímpico de Kárate descalificada por el excesivo diámetro de sus Juanetes


Olga Kahunismaya ha sido expulsada del torneo preparatorio para las Olimpiadas de Londres 2012, que se está celebrando en Roma, tras causar lesiones de diversa índole durante sus enfrentamientos a las representantes de Portugal, Holanda y Luxemburgo.

El abultado diámetro de sus Juanetes, especialmente el del pie derecho, convierte sus extremidades inferiores en armas mortíferas ante las que ni las más experimentadas luchadoras pueden hacer nada.

El reglamento no contempla ninguna limitación en cuanto deformidades de las pezuñas, pero la Federación Internacional de Kárate ha convocado una reunión extraordinaria para el fin de semana que viene con el fin de incorporar nuevos artículos al mismo.


“Va en contra del espectáculo” nos comenta el Presidente de la Federación Lituana, “la simple contemplación de esas zarpas con Juanetes como mi cabeza provoca arcadas. Así no hay quien venda los derechos televisivos”.

“Si no la paramos un día va a matar a alguien”, nos dice Paola Cohelo desde la cama del hospital en el que está siendo tratada de fractura craneoencefálica severa desde su enfrentamiento con la karateka ucraniana.
Existen sospechas de que el origen de las peligrosas deformidades de Olga Kanunismaya es debido a un oscuro programa soviético de experimentación genética al que fue sometido durante su infancia. Otras fuentes afirman que viene de familia y existen rumores de que su abuelo, un capitán ruso que murió durante la batalla de Stalingrado, tumbaba los tanques nazis a juanetazos, hasta que murió tras pisar una mina con el canto del callo.