CHRM2

Variaciones en este gen provocan que los seres humanos sean en su infancia especialmente sensibles a las influencias externas, tanto para lo bueno como para lo mano, o que sean resistentes a ellas. Orkidebarn (“Niños Orquidea”) frente a Maskrosbarn (“Niños Diente de León”).

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s