El renegado

Que la complejidad surja de la combinación de elementos más simples es contra intuitivo y explica que nuestros perplejos cerebros tiendan a inventarse magos, duendes y dioses.
Precisamente el cerebro humano, ejemplo supremo de estos procesos aleatorios de construcción de complejidades, resulta que reniega de sus orígenes.