Abuelito dime tu

Recordar que todos los seres humanos estamos emparentados, que hace apenas unos miles de generaciones compartimos a los mismos abuelos, debería bastar para entender que todos tenemos los mismos derechos (y obligaciones).
Pero bueno, supongo que este pensamiento es bastante ingenuo.