Principio de Mediocridad

El astrofísico norteamericano John Richard Gott se hallaba visita por Berlín, allá por 1969. Hacía 8 años que se había levantado el muro y debatía con un amigo sobre cuánto iba a durar. Hizo unos cálculos y le vaticinó a su colega que, con una probabilidad del 50%, no iba a durar más de 24 años. El muro de Berlín fue derribado en 1989.


Su razonamiento se basaba en el Principio Copernicano, esto es, asumir que lo más probable es que no nos encontremos en ningún lugar o momento “especial”. Aplicado al caso del muro, supuso que no se encontraba ni en el momento “especial” del inicio de la existencia del mismo, ni en el momento “especial” de su final, sino en algún instante intermedio, con una probabilidad del 50%. Así que la duración del mismo estaría entre 2 años y pico (8 años / ((1+50%)/(1-50%)) y 24 años (8*((1+50%)/(1-50%)).


Cuando dio a conocer su método, después de la caída del muro, lo aplicó a la predicción de la duración en cartel de 44 producciones teatrales de Broadway, acertó en un 95%.


Y luego le dio por predecir la duración de la especie humana. Le salió que, con un 95% de probabilidades, estará entre 5100 y 7,8 millones de años.