Disputas fronterizas ibéricas

¿Qué puede ser más estable que una frontera con Portugal?

Pues ni eso. Muchos de los españoles que claman por Gibraltar seguro que no conocen la disputa fronteriza con nuestros vecinos lusos. En 1801, tras una fulgurante Guerra de Las Naranjas, nos anexionamos la comarca portuguesa de Olivenza, ahora en la provincia de Badajoz, lugar donde sólo hasta bien entrado el siglo XX el castellano se ha convertido en la lengua dominante, donde todavía viven muchas personas que sólo hablan portugués. Formalmente Portugal ya no la reclama, aunque todavía la desea.



 Pedazos de tierra con etiquetas.