Inercia

Todos nos movemos en alguna dirección, lo sepamos o no, nos guste o no. Es el resultado de nuestras circunstancias y de las decisiones que hemos tomado en el pasado. 
A veces nos movemos a lo “paseando a Miss Daisy”, podemos hablar con el conductor, disfrutar del paisaje, echar una cabezadita con el sol acariciando el rostro. Otras vamos a un ritmo vertiginoso, hay que agarrarse donde uno pueda, no somos capaces de mirar por la ventanilla.
El destino, muchas veces es una incógnita. Y a veces aparecen muros que hay que evitar. Aquí la velocidad que lleves es importante, para que te de tiempo a verlo y evitarlo. Y tener la energía suficiente para cambiar la dirección.
A veces conduces tú, otras eres un pasajero a expensas de un conductor que decide por ti, o que está a tus ordenes.
¿Qué tipo de pasajero eres tú?

Publicado por

Sergio Rozalén

En los ratos libres intento escribir lo que se me pasa por la cabeza. Pido disculpas de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s