Ponerse de acuerdo, ostias…

Cuando era pequeño recuerdo que me preguntaba por qué no podía existir un grupo de música que gustara absolutamente a todo el mundo.
Vale, sí, hay grupos que casi han llegado a eso. Pongamos por ejemplo a los Beatles. ¿A quién no le gusta los Beatles? Te pueden gustar otros grupos más, pero no gustarte los Beatles es casi inconcebible… Pues, no, hay gente a la que no les gusta el grupo ese de Liverpool.
Y si no nos ponemos de acuerdo con algo tan evidente como los Beatles, ¿cómo nos vamos a poner de acuerdo con cualquier otra cosa?