Memorias remotas

Soñar que caes al vacío es algo común, mucha gente lo ha experimentado. Las interpretaciones suelen estar relacionadas con la falta de control, con el estrés…

Pero estoy leyendo “Por qué me comí a mi padre”, una novela sobre la vida de unos hombres-mono, una excusa humorística para explicar la evolución de los seres humanos. En esta novela se describe como es mucho mejor dormir en el suelo que dormir en la rama de un árbol. Cuando duermes en un árbol no es raro caerse de vez en cuando.

¿Y si el sueño de caer estuviera relacionado con una memoria ancestral, con la experiencia de dormir en los árboles durante centenares de miles, millones de años, con una experiencia tan traumática que quedó imbuida en nuestro ADN, en nuestros circuitos neuronales, una reminiscencia de nuestro pasado?